Des-escalada en los servicios para personas mayores.

Las personas mayores serán las últimas en llegar a la fase que han denominado de «Nueva Normalidad».

Dada la alta letalidad demostrada por el virus contra las personas mayores va a obligar a las Administraciones Públicas a ser muy prudentes en cuanto al proceso de incorporación progresiva de las personas mayores a su vida social y cultural.

La fecha prevista no está aún ni siquiera marcada en el calendario de programación de la des-escalada. A finales de junio, se prevé llegar a un punto de apertura de todos los servicios generales para la población, pero los servicios destinados específicamente a las personas mayores muy probablemente tendrán que esperar un poco más. Aún no se sabe nada, pero es más que probable que el temor a una nueva ola del virus que se pueda producir el próximo invierno, vaya provocar un aumento del tiempo de espera para comenzar de nuevo la actividad. En estos momentos no hay datos que permitan ser optimistas al respecto sino más bien todo lo contrario.

Analizando la situación en la que se encuentra el colectivo, se están detectando graves consecuencias derivadas del confinamiento prolongado de las personas mayores en su domicilio, como: depresiones, agravamiento de sus patologías de base, demencias,… Las personas mayores están sufriendo mucho en este duro confinamiento, y no cabe duda que habrá que ir tomando decisiones de cara a que puedan aplicarse poco a poco medidas que permitan la realización de actividades que permitan en cierta medida la socialización y la participación comunitaria.

Los centros de personas mayores debemos ir pensando cómo nos vamos a adaptar a las nuevas circunstancias, y de qué manera vamos a poder cumplir nuestra función que no es otra que la promoción de un envejecimiento activo y la prevención de la dependencia, y cómo lo vamos a conseguir sin comprometer la salud de las personas mayores y cumpliendo con todas las medidas preventivas recomendadas.

No cabe duda, que nos debemos olvidar por un tiempo de las actividades multitudinarias. Sintiéndolo mucho no creo que se puedan realizar actividades como el bingo o las tradicionales convivencias que reúnen un gran número de personas. Tendremos que inventarnos nuevas formas de trabajo, en pequeño grupo, con limitación de aforo y respetando las distancias. Habrá que hacer más grupos pero con menor número de personas. Quizá en este periodo donde la relación «física» está muy limitada, debemos proporcionar a las personas mayores las herramientas para el manejo de las Nuevas Tecnologías, que les permita estar más comunicados con el mundo por esos medios. Puede ser una gran oportunidad para eliminar le brecha digital existente en el colectivo de personas mayores.

Algunas entidades ya han empezado a idear nuevas metodologías «virtuales» para la participación en los talleres. Hace unos días la coordinadora de voluntarios de Fundación La Caixa nos ofrecía la posibilidad de crear un taller de lectura «online», donde los lectores puedan tener acceso a libros en formato electrónico y en reuniones virtuales se podrían llevar a cabo los debates sobre los mismos a través de grupos de video-llamadas de WhatsApp o Zoom.

En este proceso de generación de ideas sobre nuevas formas de participación, van a jugar un papel fundamental los grupos de voluntarios de los centros, puesto que tendrán que adecuar las Acciones Locales que vienen desarrollando a la nueva situación de convivencia con el virus. No queda otra opción que desarrollar la imaginación para seguir haciendo lo que nos gusta pero sin comprometer nuestra seguridad.

De momento, seguiremos observando cómo se van desarrollando los acontecimientos en el largo camino que nos queda por delante, y seguro que cuando estemos nuevamente activos lograremos adaptarnos a la nueva situación; el ser humano ha demostrado durante siglos ser extremadamente adaptativo. Debemos tener esperanza en que la Ciencia encuentre soluciones que nos permitan volver a vivir tal y como vivíamos antes de que se originara este maldito virus. Sólo nos queda recordar que para muchos las crisis son una oportunidad de crecimiento y superación, y seguro que de ésta saldremos muy reforzados.

Publicado por David Calvo

Profesional de los Servicios Sociales. Explorando metodologías innovadoras, centradas en las personas. @SiempreEnBeta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: